01/03/2010 | 10:32:00
Banh com Hang Than, delicioso pastel de Ha Noi

Banh com Hang Than, delicioso pastel de Ha Noi

Desde hace tiempo, “Banh com Hang Than” se convirtió en un pastel típico de Ha Noi que no puede faltar en las prebodas y los días de conmemoración a los antepasados, y es un regalo preferido para los visitantes nacionales y extranjeros.

Cada año, cuando la temporada de otoño llega, Hang Than, una de las 36 conocidas calles antiguas de la capital, se llena de personas por la fragancia del arroz verde de los pasteles tradicionales de los hanoyenses.

Este oficio tradicional se hace todas las temporadas del año pero son más comunes en el período de bodas, a partir de agosto del calendario lunar. Las conocidas tiendas como Nguyen Ninh, An Ninh, Nguyen Hung siempre consideran el prestigio como la primera prioridad para conservar la marca comercial e identidad de sus productos.

Según la señora Thuan, dueña de la tienda Nguyen Ninh radicada en el número 11 de Hang Than, para mantener la buena fama el productor debe concentrarse en cada fase de elaboración.

La conservación de la pureza de los pasteles es también parte de la moralidad de los festejos y bodas, dijo Thuan conforme con su tradición familiar de seis generaciones.

Para fabricar un banh com Nguyen Ninh, los ingredientes deben ser seleccionados de los granos de arroz verde cultivados en la tierra de la provincia norteña de Thai Binh y buenos frijoles chinos.

En el proceso de elaborar el pastel, los frijoles se meten en el agua hasta el momento en que se abren, luego se limpian y pulverizan con cocos y azucares para hacer los ingredientes de relleno.

El barrio Hang Than cuenta hoy día con unas 50 familias productoras, muchas más que en el año 1989. El pastel crea una identidad típica para los ciudadanos, y está de acuerdo con la iniciativa en el año 1965 del antepasado de la familia Nguyen Duy, quien inauguró la tienda Nguyen Ninh.

A pesar de 144 años de desarrollo con múltiples cambios de la historia, el banh com Nguyen Ninh mantiene su huella como en los primeros días y es un regalo valioso de la capital para saludar el milenio de Thang Long-Ha Noi./.

Imprimir Favoritos