03/03/2010 | 23:57:06
Fideos Quang, deliciosos y nutritivos alimentos

Fideos Quang, deliciosos y nutritivos alimentos

My Quang (fideos Quang) es un alimento cotidiano de la población en la antigua región de Quang (actual ciudad de Da Nang y la provincia de Quang Nam, en el centro de Vietnam). Los fideos de Quang pueden tener muchos colores, como marrón rojizo, hechos de arroz sin pulir; amarillo por la mezcla con azafrán en polvo; o blanco, elaborados sólo con arroz ordinario.

Para hacer buenos fideos deben darse diferentes pasos, incluyendo la selección de buen arroz, remojo del arroz en agua durante el tiempo necesario antes de convertirlos en harina, la confección de tortas, el corte de las tortas en fideos y el secado de la pasta antes de usarse.

La salsa que se añade a los fideos, llamada nuoc leo, lleva tiempo de preparación. Una cantidad apropiada de huesos de cerdo debe ser hervida a fuego lento y con un chorrito de aceite de anacardo para producir un buen caldo, lo que hace la salsa más atractiva.

A menudo los fideos Quang se sirven secos, a diferencia de los fideos Pho de Hanoi o los fideos de arroz con carne de vacuno de Hue, que requieren un caldo. Sin embargo, una cierta cantidad de caldo sigue siendo necesaria para echar sobre los fideos. El caldo es el vapor de agua recogida de la ebullición de los cortes de cerdo en trozos pequeños y de camarones secos finamente molidos.

Un plato de fideos Quang está coronado con cualquier carne de cerdo, pollo u otra carne, o pescado y camarón, ordenados en armonía con la cebolla verde, un poco de maní, la mitad de un huevo de pato, y la pieza indispensable de la torta de arroz crujiente con sésamo. Al disfrutar de los fideos Quang, el comensal debe acompañarlos con una ensalada mixta compuesta de elementos como semillas de mostaza, brotes de soja, espinacas, cebolla verde, lechuga, albahaca, cilantro finamente cortado y flor del plátano.

Los fideos de color amarillo brillante sumergidos en una salsa espesa, con chile picante, el sabor de nuez, de guisantes secos y crujientes tortitas fragantes, junto con una ensalada fresca, producen un sabor increíblemente delicioso, que ni aun los desconocedores de la culinaria pueden ignorar. Para los aficionados a las especias calientes, una pizca de pimiento rojo picado añadida a la pasta no sólo satisface sus papilas gustativas, sino también hace la presentación de la comida más atractiva.

Fuente: vietnampictorial.com

 

Imprimir Favoritos