05/01/2010 | 17:10:00
Pagoda Tran Quoc, una reliquia milenaria

Pagoda Tran Quoc, una reliquia milenaria

Situada en una pequeña isla del Lago Oeste, la pagoda Tran Quoc era uno de los paisajes más interesantes de la antigua capital Thang Long bajo la dinastía Le y lo sigue siendo hoy día para Ha Noi. Desde la época colonial, el Instituto arqueólogo del Lejano Oriente la clasificó como el décimo monumento histórico de toda Indochina, tanto por su panorama pintoresco como por su valor histórico y religioso.

En abril de 1962, Tran Quoc fue reconocida oficialmente por el Estado como Patrimonio nacional de historia y cultura.

De acuerdo con las leyendas, su instalación original en la aldea de Yen Hoa, comuna de Yen Phu, pegada a la ribera del Río Rojo, antecedió a la coronación del emperador Ly Nam De (541-547) y se bautizó con el nombre de “Khai Quoc” (Fundación Nacional).

El Rey Le Thai Tong (1434-1442) cambió ese nombre por el de “An Quoc” (Seguridad Nacional). Debido a erosiones por la subida anual del Río Rojo, en 1615 los aldeanos de Yen Phu trasladaron la pagoda a la loma Kim Ngu (Pescado del Oro).

Durante el reinado de Le Hy Tong (1681-1705), la reliquia adoptó el nombre de Tran Quoc (Salvaguardar la Patria), y el panel con las letras “Tran Quoc Tu” (Pagoda por Salvaguardia Nacional) expuesto actualmente en la gran sala de reverencia fue elaborado en aquellos tiempos.

En 1821, el Rey Minh Mang visitó a la pagoda y donó 20 taeles de plata para sus reparaciones. 21 años después, el monarca Thieu Tri (también de la dinastía Nguyen) acudió al lugar y dejó una moneda de oro y 200 francos como donación personal. El rey decidió en esa ocasión cambiar el nombre de la pagoda por Tran Bac (Defensa del Norte). Sin embargo, la población seguía llamándola “Tran Quoc” como hasta hoy día.

A lo largo de la época feudal era un lugar muy frecuentado por los reyes en los días de luna llena y en ocasiones festivas, por su fama de milagro y de paisajes pintorescos. En las dinastías de Ly y Tran, se construyeron en este recinto varios palacios para el descanso y relajamiento de la familia real.

A consecuencia de repetidas reconstrucciones, la apariencia de Tran Quoc registró grandes cambios. Sus actuales envergadura y estructura arquitectónica subsisten de la reparación de 1815, con una superficie de más de tres mil metros cuadrados que incluyen un jardín de torres en la parte frontal, una sala de culto a los antepasados, una casa de huéspedes, los dos pasillos literales y el santuario alto.

Tran Quoc posee aún muchos objetos valiosos como una colección de originales estaturas budistas donde sobresale la de Buda pasando por el Nirvana, valorada como la más hermosa del país.

En su patio, se destaca un árbol estoraque de 50 años, como obsequio del Presidente de la India, R.Prasat, en ocasión de su visita oficial a Viet Nam en 1959.

La pagoda Tran Quoc es conocida hoy en día como la puerta sagrada del Budismo y un destino atractivo para turistas nacionales y extranjeros por sus valores de historia y arquitectura./.

Imprimir Favoritos